A lo largo de su vida, las mujeres experimentan distintos cambios y su fisiología está compuesta de tal manera que su cuerpo sea capaz de adaptarse a cada una de estas transformaciones. Se presenta una etapa de desarrollo en su adolescencia, una etapa reproductiva en su juventud y una etapa en la edad adulta que es la menopausia. En este artículo nos centraremos específicamente en la tercera etapa de la vida de la mujer.

 

¿Qué es la menopausia?

Es un evento natural que se presenta entre los 45 y 55 años de edad. Es el cambio que marca el final de la etapa reproductiva en la mujer y se caracteriza principalmente por la ausencia de la menstruación después de 12 meses consecutivos, además viene acompañada de cambios en físicos y psicológicos. En esta fase el cuerpo deja de producir estrógeno, la hormona sexual femenina.

 

Perimenopausia

La menopausia no se presenta de un día para otro. El cuerpo funciona de una manera tan extraordinaria que es capaz de prepararse para la disminución progresiva de la función ovárica, por medio de una transición denominada perimenopausia.

En esta faceta, el cuerpo comienza a experimentar los primeros cambios, como reducción en la producción de hormonas o ciclos menstruales ausentes. Esto prepara a la mujer para la menopausia.

 

Síntomas de la menopausia

En la menopausia la menstruación cesa por completo, las hormonas de estrógeno y  progesterona dejan de producirse y manifiesta con ella un conjunto de síntomas que son denominados Síndrome Climatérico, el cual se presenta desde la perimenopausia.

El Síndrome Climatérico se caracteriza por la alteración de progesterona, hormona que tiene como función preparar al útero para la fecundación, acentuando la insuficiencia ovárica e iniciando la anovulación. Con esto se produce una fase de alteración en el equilibrio hormonal entre estrógenos y progestágenos persistente con efectos en el endometrio, que se manifiesta principalmente con mastalgia (dolor en los senos), retención de líquidos, dolores de cabeza, cambios de humor y los famosos “bochornos”.

En cada mujer, este periodo de maduración puede presentar distintos retos, en ocasiones suele provocar solo síntomas mínimos que con la guía de un especialista se pueden sobrellevar sin complicaciones. Por otra parte  existen casos en los que es necesario llevar esta etapa de la mano de tratamientos debido a las complicaciones que pueden presentar. De cualquier manera es necesario informarte y conocer más acerca de cómo trabaja tu cuerpo para poderlo ayudar.

En Centro BioVita contamos con ginecólogas altamente capacitadas para acompañar y asesorar a la mujer en cada una de las etapas de su vida. Acércate con nosotras.


Call Now Button