Uno de los objetivos de la labor médica es informar a los pacientes acerca de cómo la prevención es la mejor arma contra cualquier enfermedad, como es el caso del cáncer de cuello uterino o cervicouterino (CaCu), una patología que afecta a millones de mujeres alrededor del mundo.

El CaCu afecta el aparato reproductor femenino y se origina en el cérvix como una alteración celular.  Su causa principal es la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) y suele afectar a mujeres en edad  reproductiva.

A pesar de las estrategias de prevención, el CaCu se ha convertido en la segunda causa de muerte por cáncer en México y en la tercera a nivel mundial. En nuestro país es considerado un problema de Salud Pública.

 

Detección del cáncer cervicouterino

Este tipo de cáncer puede ser catalogado como uno con mayor margen de prevención, gracias a que es posible detectar lesiones precancerosas o infecciones por VPH en etapas iniciales a partir de estudios diagnósticos.

*Papanicolaou: se extrae una muestra de células del cuello del útero para examinarlas y poder detectar si existe alguna anomalía en ellas.

*Colposcopia: se realiza mediante un colposcopio (lente de aumento) que permite ver el cuello del útero y localizar las lesiones, si las hay. Se recomienda realizar una colposcopia como complemento del papanicolaou.

 

Tratamiento

Existen distintos tratamientos que se emplean dependiendo en la etapa en la que se detecten las lesiones cancerígenas o precancerosas. En etapas tempranas es posible asegurar la calidad de vida del paciente mediante procesos quirúrgicos mínimamente invasivos. En etapas avanzadas se debe recurrir a procedimientos un poco más invasivos,  como la quimioterapia paliativa.

 

Prevención

Una buena manera de prevenir el cáncer cervicouterino es el uso de preservativo, ya que este reduce la posibilidad de contraer VPH (enfermedad de transmisión sexual).

Otra gran alternativa es la aplicación de las 3 vacunas contra el VPH, las cuales son altamente efectivas para prevenir la infección por el virus y lesiones precancerosas.

Si ya comenzaste tu vida sexual, acude anualmente a realizarte los estudios de papanicolaou y colposcopia. La detección oportuna eleva las posibilidades de curar el cáncer de cuello uterino.

Acércate y pregunta sobre la aplicación de las vacunas, estudios de detección y tratamiento.


Call Now Button